El Heraldo de México

México 2021. Encuentros, conquistas, fundaciones

En una de las primeras entradas de su diario (1953), Witold Gombrowicz hace una afirmación de gran sutileza filosófica: “frente a Dios los polacos se comportan en la iglesia de manera normal y correcta, mientras que frente a Polonia se sienten perdidos, es algo a lo que todavía no se han acostumbrado”.

El planteamiento es perfecto para comprender las dos grandes figuras de la historia –el nacionalismo y la religión, en este caso el cristianismo– de cuya trabazón se levanta la estructura que alberga la vida de los pueblos en la edad contemporánea, es decir, en la era de las revoluciones.

2021 es un año que pone a México en una tesitura semejante a la de los polacos según el juicio de Gombrowikz. ¿En qué ambiente o forma histórica –cultural, lingüística, religiosa– nos comportamos los mexicanos de manera normal y correcta, y en cuál estamos perdidos? La respuesta depende del trabajo que sobre nosotros han realizados los siglos, y de la disputa política por definir el criterio ideológico maestro para dar cuenta de ello en el presente.

En este año se anuda, en efecto, una cadena de fechas de gran simbolismo histórico para México, y de su interpretación integral es dable obtener una que otra respuesta a la pregunta en cuestión. Las fechas principales son las siguientes: 700 años de la fundación mítica de Tenochtitlán y los 500 de su conquista histórica; los 200 años de consumación de la Independencia y los 100 de la fundación de la SEP por obra e inspiración de Vasconcelos.

Varias instituciones públicas y privadas, así como el gobierno federal, realizarán programas especiales en busca de respuesta filosófica en el sentido dicho. La Cámara de Diputados arranca hoy su programa de actividades académicas y culturales bajo el concepto de ‘México 2021. Fundaciones y Conquistas’, añadiendo a la tabla de efemérides los 40 años de fundación del Palacio Legislativo de San Lázaro.

La Escuela de Altos Estudios del Instituto Oviedo (Legón, Gto.) ha puesto en marcha también su programa especial bajo el título de ‘Filosofía de los Encuentros´, teniendo como primera actividad –a iniciar el 26 de febrero próximo– un ciclo de conferencias magistrales de Christian Duverger sobre Cortés y el mestizaje. 1519 —1539.

No se trata solo de recordar o condenar, o de exaltar ingenuamente, sino de comprender, para lo cual es fundamental –lo tengo dicho– la selección de las coordenadas y el criterio subordinante, del que depende la priorización de los hechos y la ponderación que se pueda hacer, a la altura de nuestro tiempo, del acontecimiento, batalla o personaje de turno. Y es que a fin de cuentas lo importante es saber qué es aquello que de natural y espontáneo tenemos los mexicanos, o de qué estamos hechos en realidad, pues como dice más o menos Gombrowicz, otra vez, en su diario, mismo año y entrada, nada de lo que le es propio debe impresionar al hombre; y si nos impresiona nuestra grandeza o nuestro pasado, es la prueba de que aún no los llevamos, todavía, en la sangre.

[Imagen: La Malinche y Cortés, Oswaldo Guayasamín, Pinacoteca Universidad de Concepción]

Publicación original de El Heraldo de México

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: